Login Accedi ^
Italiano
Registrati
Registrati su Weekeep! Trova i tuoi amici di Facebook, organizza i tuoi viaggi e visita oltre 1.000.000 eventi in tutto il mondo!
Accedi con Facebook
Accedi con Google+
Facebook Google+
X
RISULTATI
MAPPA
DETTAGLIO
$mapTile_Titolo
$mapTile_Immagine
$mapTile_Indirizzo
$mapTile_LastMinute
$mapTile_Durata
Località
Dormire
Mangiare
Offerte Speciali
Eventi
Mostra tutte le 7 categorieMostra meno categorie
Mostra tutte le 11 LOCALITAMostra meno località
Mostra tutte le 23 sistemazioniMostra meno sistemazioni
PREZZO : da € a
OSPITI :
CAMERE :
STELLE : da a
Mostra tutte le 13 categorieMostra meno categorie
Mostra tutte le 13 categorieMostra meno categorie

¡Sólo quedan dos de NO FUE PRECISAMENTE BERNARDETTE los lunes en el Foro Shakespeare!

Foro Shakespeare ZAMORA #7, COL. CONDESA (casi esquina con Veracruz), Città del Messico, Distretto Federale, Messico
Google+

Con el actor de "Más pequeños que el Guggenheim", "Los días de Carlitos" , “Bosques” , “Litoral” y "Un hombre ajeno".

¡NO FUE PRECISAMENTE BERNARDETTE en el Foro Shakespeare!

Solo quedan dos lunes de la temporada de NO FUE PRECISAMENTE BERNARDETTE, espectáculo unipersonal de Adrian Vázquez, inspirado en cuentos de Bukowski. En el Teatrino de el Foro Shakespeare a las 20:30 hrs. Si no la has visto, no te la pierdas, y si no puedes asistir, reenvía este correo a tus contactos. Gracias.

NO FUE PRECISAMENTE BERNARDETTE

No fue precisamente Bernardette, anécdotas sin pudores ni reticencias de un hombre indecente, el bajacaliforniano Adrián Vázquez cuenta con talento dramatúrgico, pasión actoral, audacia y tenacidad, en contraste con los personajes sórdidos, tristes, inhábiles y solitarios que encarna en su unipersonal. La obra está basada en tres cuentos de Charles Bukowski: En el hipódromo, Deje de mirarme las tetas, señor y No fue precisamente Bernardette. Henri Chimanski, el emblemático perdedor, símbolo del nihilismo y la decadencia que va de una a otra obra del autor de Post Office está colocado al centro de la trama.
No fue precisamente Bernardette resulta en un elogio y disección del amante que se presume superdotado y no tiene a quien amar, el empedernido aficionado a las carreras de caballos condenado a ver al equino y el jinete por los que apuesta al filo del éxito y sin remedio condenados al fracaso, el bebedor que encuentra en el alcohol su abismo y el más efectivo bastión para conservar una identidad contestataria, el olvido de sí como núcleo de una sostenida resistencia existencial y al escritor que no atina a escribir nada. Chimanski es el reverso de lo políticamente correcto, encarnación de una forma extrema del desencanto, un personaje escupido de una guerra y catastróficamente cotidiano. Esta obra del grupo Los Tristes Tigres, que ha corrido con diferentes temporadas en Tijuana, Xalapa, y DF, logra mantener durante una hora y cuarenta y cinco minutos la atención de los espectadores, que de cuando en cuando estallan en carcajadas. El mayor acierto de la propuesta escénica es la efectiva, habilidosa dramaturgia de Vázquez al editar las tres historias, hilarlas como en cajas chinas, una dentro de otra. Con una intuición precisa va sembrando en el espectador las semillas del suspenso, los datos inconclusos que querrá aclarar ¿quién fue, si no Bernardette? Equilibrado edificio dramático para evocar con eficaz humor un descompuesto universo, el pequeño hombre antítesis del heroísmo, una vida para nada que va sobreviviendo al naufragio total con ayuda de la ironía, el contra sentido, el placer de narrar. El actor está ahí para encarnar a quien no puede escribir, pero sí puede contar historias, su propia historia. El realismo sucio de Bukowski se va desgranando en la sexualidad escatológica, el desprecio, la burla, la exasperación. Chinaski es la desnudez y el simulacro, descarnadas representaciones de la pequeñez humana y los laberínticos juegos para encubrirla, disfrazarla de otra pequeñez. La negación de la emocionalidad en un hombre sepultado bajo el alud de sus emociones. En un acierto, para evocar la extrema soledad de quien pasa días, semanas a whisky y cerveza, sin probar alimento, Vázquez escoge representar al personaje en sobriedad. La embriaguez se va filtrando en el relato, en las alucinadas historias, en el diálogo exaltado entre el escritor y su culo, la tensión entre el exceso y la nada, el hastío y la carencia, la especulación existencial y patetismo descorazonador. En el sórdido departamento, encajado en la urbe que se intuye aplastante y gris, irrumpe la evocación del doctor Budweiser, quien se deleita con las chuscas y lúbricas historias de su exasperado e insólito paciente, la dolida existencia del corredor de caballos Bryant, el extravagante héroe del oeste Big Bart, la joven irresistible Rocío de Miel. Y junto a ellos, Bernardette.
Como intérprete Adrian Vázquez tiene fuerza... El ritmo alcanza momentos de seductora fluidez… El acento lo coloca Vázquez en la expresión corporal, en un escenario casi vacío. Es en el diálogo entre el lujurioso matón del oeste y el chamaco donde me pareció que Vázquez se explayaba con mayor fortuna como actor, desde la caracterización de la voz al gesto y la proyección de su presencia escénica. No fue precisamente Bernardette. Anécdotas sin pudores ni reticencias de un hombre indecente se presenta el día de hoy viernes 1 de abril a las 20:30 horas en CaféTeatro TierraLuna, Rayón #18 casi esquina con Diego Leño, a una cuadra del parque de Los Berros.

Luz Emilia Aguilar Z.


... Adrián Vázquez vino de Tijuana para anclarse en la escena Jalapeña, y hoy, acaso es entre los jóvenes el actor más representativo de nuestro teatro… con frescura, oficio y suma creatividad, Adrián construye una obra inteligente haciendo un uso dinámico y efectivo del tiempo para contar la anécdota de No fue precisamente Bernardette. La puesta en escena es simple y categórica, el actor y la palabra, en honesta confesión con el espectador, durante una hora sin oportunidad para el aliento. Irreverente y descarada, colmada de ingenio y humor negro, la obra, de punta a punta, mantiene un ritmo ágil a través de secuencias narrativas y diálogos incisivos que se traslapan en un solo hilo anecdótico. La interpretación de Adrián, por otra parte, es quizá lo más loable de la puesta. Echando mano de una corporalidad trabajada construye con minuciosidad, y mucho encanto, a cada uno de los interlocutores de Chinanski. Y los espacios que evoca, sórdidas habitaciones, hipódromos congestionados y una improvisada clínica médica, logran verse a detalle. En suma, un ejercicio actoral bien logrado, una dramaturgia ingeniosa y una puesta en escena limpia y contundente… un espectáculo por demás imprescindible...

Alejandro Ricaño



… uno encuentra espectáculos que vale la pena vivir y haber vivido. No fue precisamente Bernardette es un acto narrado de un solo hombre; dirigido y actuado por Adrian Vázquez…Vázquez salió la noche del miércoles a partirse la madre en escena, y puso al público a hacer teatro con él de la mejor manera en que puede hacerlo el público: como público, gozando las desaventuras del pobre Harry que como siempre, no puede escribir… No se puede negar que le sobró teatro.

Luis Enrique Gutiérrez Ortiz Monasterio

Veniteci a trovare
dal 22 al 29 aprile 2014

Che Tempo fa

Recensioni

Caricamento...
Caricamento...
In questa zona i nostri Partner offrono: